Influencia de las nuevas tecnologías en la cirugía estética

Curso cirugia de mama, pecho y contorno corporal

La SECPRE (Sociedad Española de Cirugía Plástica y Estética) define la cirugía plástica como “una especialidad quirúrgica que se ocupa de la corrección de todo proceso congénito, adquirido, tumoral o simplemente involutivo, que requiera reparación o reposición, o que afecte a la forma y/o función corporal”.

Podemos afirmar, por tanto, que no se trata de una moda, sino de una especialidad dentro del campo de la medicina (Médico especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora) cuya función es combinar la belleza y la salud, con el fin de corregir determinados aspectos físicos que nos desagradan o resultan estéticamente imperfectos.

En un entorno en el que las nuevas tecnologías, y especialmente las redes sociales, son una constante en nuestras vidas, el componente estético gana importancia. De hecho un estudio reciente realizado por la SECPRE arroja resultados sorprendentes acerca de la influencia de los “selfies” en la toma de decisiones relacionadas con la medicina estética. El poder de los mismos es tan determinante que ya que se han detectado ciertos cambios en las tendencias de cirugía plástica en nuestro país: 1 de cada 10 españoles recurre a este tipo de cirugía impulsado por comentarios vertidos en redes sociales.

Asimismo, las tendencias quirúrgicas, antes más centradas en tratamientos corporales (aumento de mamas y liposucción son los principales), incorporan, por primera vez, los faciales entre los más diez más solicitados (la blefaroplastia o cirugía de párpados, la rinoplastia, el rejuvenecimiento facial y el lifting facial).

Por tanto, teniendo en cuenta esta información, planteamos una serie de consejos relevantes que pueden resultar útiles:

  • Basar la decisión acerca del tratamiento de cirugía estética en criterios médicos ofrecidos por un profesional con la especialidad correspondiente, teniendo en cuenta que las opiniones externas son plenamente subjetivas.
  • El “selfie” no proporciona una visión realista. Las lentes de las cámaras de los teléfonos móviles ofrecen una imagen distorsionada, lo que, unido a la mala iluminación, nos devuelve una percepción distinta sobre nuestro físico.
  • En el caso de los menores, se requieren ciertas condiciones para la realización de este tipo de cirugía, ya que se exige un consentimiento de sus padres o tutores legales, quienes, junto al médico, valorarán la posible intervención.
  • Siempre se debe desconfiar de las promociones y ofertas, ya que los servicios o materiales empleados pueden no ser los adecuados.

Como conclusión, la cirugía estética ofrece un amplio abanico de soluciones y posibilidades, que siempre deben enfocarse desde un punto de vista profesional para conseguir un resultado óptimo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*