Abdominoplastia. Cuando la liposucción no es suficiente.

Una de las necesidades para que la liposucción tenga un buen resultado es que, tras ella, la piel se contraiga amoldándose a su nuevo volumen. Pero,
¿Qué ocurre si la piel bajo la cual extraemos la grasa no es de buena calidad? ¿Si es una piel con flacidez? ¿Una piel en la que se ha perdido la elasticidad?
En estos casos la liposucción no es una buena opción, ya que no se va a producir la contracción cutánea si no que se va a quedar la zona con piel flácida, colgando.
La indicación correcta para estos pacientes es la Lipoabdominoplastia, un escalón más en técnica quirúrgica que nos da resultados asombrosos.

La Lipoabdominoplastia consta de varias fases, todas ellas realizadas en la misma intervención:

Fase 1: Liposucción: Eliminamos los depósitos grasos de abdomen y flancos lumbares para reducir el volumen de la zona y darle al mismo tiempo unas formas curvas atractivas. Estas formas serán diferentes entre hombres y mujeres. En hombres se buscan formas más triangulares y en mujeres semejantes a un reloj de arena.

Fase 2: Resección cutánea: Se elimina el excendente de piel, de modo que no quedará piel flácida. Como la piel de estos pacientes no se va a contraer, la estiramos nosotros.
Para ello necesitamos realizar una cicatriz horizontal en la parte más baja del abdomen, casi llegando a la zona del pubis. De esta forma la cicatriz queda oculta por la ropa interior o el bañador.

Dibujo-1 Dibujo-2

 

Fase 3: Plicatura de rectos: En los casos en los que es necesario se aproximan entre sí los músculos rectos del abdomen. Estos músculos recorren el abdomen de arriba abajo como 2 vías de tren. Deben estar juntos entre sí en la línea media pero en ocasiones, por ejemplo tras embarazos, se encuentran alejados el uno del otro, dando al abdomen una aspecto más ensanchado y aportando menos fuerza a la pared abdominal.

Dibujo-3 Dibujo-4

Fase 4: Sutura de piel y ombligo. Precedemos al cierre por capas para que la cicatriz resultante sea lo más parecido a una línea pálida sin irregularidades.

Dibujo-5

Como se puede apreciar, se trata de una cirugía de una contundencia significativa pero nos brinda resultados que no podríamos obtener de otra forma.

public-12-02-diagopublic-12-01 public-12-03-perfil public-12-04-espaldas

Las características de la intervención se resumen a continuación:

  • Tipo de Anestesia: General
  • Duración de la intervención: 3h
  • Días de ingreso: 48h
  • Postoperatorio: Movimientos muy suaves durante las primeras 2 semanas. Tras ellas progresamos en actividad paulatinamente.

Como siempre, el primer paso para obtener buenos resultados es el diagnóstico en consulta. Valorar los tejidos y decidir que técnica es la más apropiada para caso: Liposucción, Lipoescultura o Lipoabdominoplastia.